lunes, 5 de noviembre de 2012

Perfectamente imperfecta

De pequeña, lo que mas me importaba era la perfección. 
Todo lo que hacía lo intentaba hacer sin ningún error. 
Últimamente descuide esa faceta de mi, y ahora tengo miedo. 
Nunca he dejado de buscar la perfección, pero ahora estoy sufriendo 
la imperfección total, nunca he fallado tanto.

Y le tengo miedo, mucho miedo. 
Tengo miedo a decepcionar a alguien que cree mucho en mi. 
Tengo tanto miedo, que lo disimulo con indiferencia. 
Esa persona cree que yo, yo soy perfecta. 
Tal vez es su culpa por esperar mucho de mi, más de lo que yo puedo dar. 
O tal vez es mi culpa por no serlo.
No lo sé. Lo único que sé es que la perfección no es lo mio. 
Soy lo más lejano a lo perfecto, y mis acciones son tan imperfectas como yo. 
Lamento estar decepcionando a las personas que confían en mi perfección ... 
pero solo soy PERFECTAMENTE IMPERFECTA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicar un rato de tu tiempo libre a leerme y comentarme.
BESOS.